Los nuevos datos clínicos muestran una disminución del riesgo de infección relacionada con el catéter con el uso de SecurAcath.

 

SECURACAHT

Según la compañía privada de dispositivos médicos Interrad Medical, los nuevos datos clínicos presentados en la reunión anual del Grupo Multidisciplinar Español del Acceso Vascular, muestran una disminución de las infecciones relacionadas con el catéter, con el uso del SecurAcath.

Estos datos fueron presentados por Mark Rowe, especialista en Acceso Vascular, a través de una presentación titulada: Evaluación de impacto de dispositivos de estabilización en CLABSI. En ella se exponía una revisión retrospectiva de tres años de datos de infección de la corriente sanguínea asociada a la línea central (CLABSI). Los datos analizaron todas las variables de CLABSI específico de PICC e identificaron una diferencia clara entre los dos grupos, uno fijado con un dispositivo de fijación subcutánea (SecurAcath), versus otro fijado con un dispositivo adhesivo.

La comparación muestra una reducción aproximada del 50% en el riesgo de infecciones relacionadas con el catéter, usando el dispositivo de fijación subcutánea (SecurAcath), en contra de cuando se usó el dispositivo de fijación adhesivo. La relación de reducción de riesgo es consistente a lo largo de los tres años de datos analizados. Mark Rowe declaró: “Hemos estado utilizando la fijación subcutánea en los últimos años y hemos visto una reducción significativa en las migraciones, desalojos y reemplazos de PICC. Tiene sentido que una estabilidad mejorada lleve a infecciones reducidas “. “Estamos entusiasmados de que esta nueva información respalde el hecho de que la mejor estabilidad y limpieza de SecurAcath proporciona resultados en infecciones relacionadas con el catéter”, comentó Joe Goldberger, presidente y director ejecutivo de Interrad Medical. SecurAcath es el único dispositivo de fijación de catéter subcutáneo que dura toda la vida útil que esté insertado el catéter y puede disminuir drásticamente el desplazamiento y la migración del mismo, disminuir los costes de reemplazo del catéter, prevenir la interrupción de la terapia, reducir las infecciones relacionadas con el catéter y otras complicaciones, y reducir el coste total de atención al paciente.

Fuente original: aquí