«Es raro que se destaque a un médico de Dolor, hay que dar más visibilidad»

David Abejón, nombrado académico de la Academia de Ciencias de la Salud Ramón y Cajal, habla sobre las nuevas técnicas

David Abejón, jefe de Unidad del Dolor de Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y considerado como uno de los mejores médicos españoles por la revista Forbes, ha sido nombrado académico de número de la Academia de Ciencias de la Salud Ramón y Cajal. En una entrevista a Cardiva, Abejón celebra que se haya otorgado a un médico que trabaja en Dolor, ya que “no es una especialidad y ahora se encuentra a la cola de otras como Anestesiología”. Además, analiza el tipo de pacientes que acuden a una Unidad del Dolor y las técnicas médicas más utilizadas y efectivas.

¿Qué característica tiene este nombramiento?

Lo más importante de este nombramiento es que emocionalmente y personalmente es una maravilla que te nombren académico de una academia de ciencias. Pero lo más importante es que se hace a una persona que trabaja en Dolor, que es muy extraño que nos nominen o que nos nombren, o que hagan algo con nosotros, dado que no es una especialidad y estamos más en la cola de otras como puede ser Anestesiología

Es la primera vez que se otorga este nombramiento a una Unidad del Dolor, ¿cree que va servir para visibilizar las Unidades del Dolor de los hospitales?

De momento lo que vemos es que sí que se está haciendo. Seguro que con lo que podamos hacer con ello, lo que podamos hacer dentro de la Academia, daremos más visibilidad a las Unidades de Dolor.  

 

 ¿Cómo funciona por dentro una Unidad del Dolor?

Una Unidad del Dolor, que se llama así porque tiene un solo miembro, lo que intentamos nosotros es hacer Medicina del Dolor más que tratamiento del dolor. Entonces, tenemos una persona que tiene algún problema que siempre es relacionado con el dolor y le tratamos como un médico normal como puede ser de Medicina Interna. Haces una exploración y haces un tratamiento final todo enfocado al alivio y la mejora de la calidad de vida del paciente.

¿Qué tipo de pacientes reciben en el día a día?

En nuestro caso, actualmente lo que menos vemos son pacientes con dolor oncológico. Se tiene siempre en mente que una Unidad del Dolor trata eso, pero lo que más vemos son otros pacientes. El 65 por ciento de mi consulta sería el tratamiento de una lumbalgia principalmente.

¿Qué efectos tiene en los pacientes la aplicación de la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia es uno de los tratamientos intervencionistas que tenemos a nuestro alcance y lo que vamos a hacer, una vez desarrollado el tratamiento con un bloqueo diagnóstico de saber cuál es el origen del dolor, aplicamos la radiofrecuencia para dar una duración mayor del alivio del dolor. Hay dos tipos: uno que se puede aplicar en pacientes que tienen un problema sensorial y en otros que tienen otro sensorial-motor que se llama pulsada.

¿Todos los pacientes responden bien a la aplicación de la radiofrecuencia?

En general, casi todos los pacientes que entran a una Unidad del Dolor mejoran alrededor del 50 por ciento. Con estas técnicas, depende de donde lo apliquemos, la mejoría puede ser incluso mayor.  

¿Qué otras técnicas se aplican para impulsar la Medicina Regenerativa como técnica innovadora?

La Medicina Regenerativa es una técnica que es de lo más innovador que hay. Hay desde célula madre pura, no hablo del factor de crecimiento, y luego hay factores de crecimiento diferenciados, que a lo que nos van a ayudar es al tratamiento de pacientes con problemas musculares, con problemas tendinosos, cartilaginosos e incluso se está empezando a trabajar en problemas con dolor neuropático, de manera que podemos regenerar una célula o una neurona. 

 ¿Qué media de éxito tienen los tratamientos aplicados en los pacientes?

Ahora mismo lo que se está haciendo más son ensayos clínicos para poder demostrar su valía, pero está en torno de mejorías superiores al 50 por ciento y lo mejor es un alivio de una acción mucho más rápido y de mayor duración por la regeneración celular. Una cosa es que nosotros tratemos e intentemos cortar un circuito que es anómalo y otra cosa es que intentemos regenerar la célula, tanto a nivel muscular como cartilaginoso, como ligamentoso o muscular.

Fuente: Redacción Médica